Se acercaba la primera visita por tierras catalanas de nuestro Real Oviedo, así que tocaba organizar el primer desplazamiento de la temporada. Siendo el partido a las 18:00 de un sábado se programó viaje en autocar, comida en Girona y vuelta después del encuentro.

La salida fue a las 13:15 pero hubo algunos integrantes que decidieron hacer previa para ir calentando motores. Fue un viaje que pasó muy rápido y en esta ocasión llegamos justos para comer. Previo a dicha comida el presidente y otro miembro de nuestra Peña amiga Immortal Girona se acercaron para saludarnos. Hicimos intercambio de material y foto pertinente del momento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El recibimiento en el restaurante fue de gran acierto ya que sonó el himno del Real Oviedo. Asistieron a la comida dos integrantes de la Peña Oviedista Siempre Campa y conforme pasaba el rato se unieron a nosotros gente de nuestra Peña que viajó por sus propios medios y un par de amigos de la Peña Azul Asgaya y de Symmachiarii. También apareció el conocido Ben Ramsey, fiel seguidor de nuestro equipo y con el que hemos coincido en varias ocasiones.

Repartimos las 50 entradas de nuestra Peña que tuvimos que gestionar con gran esmero debido a la nueva normativa que han aplicado esta temporada según la cual no se venden en taquilla localidades para la zona visitante. Una medida que carece de sentido si la zona mencionada no tiene lleno absoluto y si en otras partes del estadio el público visitante puede acceder. En todo caso, queremos agradecer las facilidades que recibimos por parte del Real Oviedo y del Girona FC.

Yendo limitados con la hora no dispusimos apenas de tiempo entre la finalización de la comida y el momento de ir hacia Montilivi pero por lo menos llegamos bien para entrar con calma y colocar la pancarta. Durante el encuentro la tuvimos que desplazar al ponernos pegas por tapar uno de los dos carteles iguales que anunciaban una marca de cerveza. Cerveza que, por cierto, no se vende en los estadios.

El partido no dio mucho de sí. Pocas ocasiones de ambos equipos y con resultado final de 0 a 0. Pese a eso, la gente animó a un buen nivel. Tal fueron las ganas que varios medios asturianos se hicieron eco, por no decir las redes sociales.

Como anécdota fue muy divertido el momento en el que conseguimos eclipsar los cánticos de la afición local que iba coordinada con un aficionado del Girona FC que llevaba un bombo. Se llegó a tal punto que éste empezó prácticamente a hacernos la percusión a nosotros terminando la situación entre aplausos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estamos muy orgullosos que el mundo oviedista valore nuestra pasión y nuestro esfuerzo. Pese el trabajo que conlleva organizar desplazamientos de tal calibre es un gozo seguir al equipo y ver la evolución de la Peña. Esta temporada ya somos un total de 80 socios y esperamos que cada vez seamos más.

La vuelta fue tranquila con llegada a nuestra sede, el pub Dow Jones, donde algunos alargaron la jornada hasta altas horas. No se podía celebrar un triunfo, pero si un gran día de fútbol, amistad y oviedismo.

Recordad que si estáis por la zona de Barcelona tenéis una Peña que os espera. No dudéis en uniros a nosotros.

¡¡¡¡SIEMPRE REAL OVIEDOOOO!!!!

Anuncios