El Real Oviedo logra un valioso punto en los últimos instantes de un partido marcado por las condiciones metereológicas y las decisiones arbitrales.  El conjunto local realizó una muy buena segunda parte donde encerró al Lugo en su área. El Oviedo se sitúa en ascenso directo a primera división 15 años después.

Comenzó el conjunto azul muy metido en el partido logrando maniatar al Lugo gracias a una presión adelantada bastante efectiva. Fruto de este empuje llegó la primera jugada polémica del partido, Linares, tras un par de balones colgados al área, introduce el balón en la meta defendida por Jose Juan, pero el árbitro a instancias de su linier decide anular el gol por más que dudoso fuera de juego. Sin embargo, y cuando peor se encontraba el Lugo, una internada por banda izquierda de Marc Pedraza acababa con un pase atrás que Seoane, con la ayuda de la fortuna, convertía en gol. Corría el minuto 14 y a partir de ese instante el Lugo logró estirarse y superar la presión oviedista. Este dominio del balón se transformó en una clarísima ocasión de Joselu al borde del descanso, cuando aprovechando un despiste de David Fernández se plantó solo delante de Juan Carlos y remató fuera por escasos centímetros. Justo antes de esta ocasión Héctor Verdés, en una de sus habituales idas de pinza, debió ser expulsado. Con ambos sustos en el cuerpo se llegó al descanso en el Carlos Tartiere.

11 inicial.jpg

Volvieron los equipos al terreno de juego con los roles completamente cambiados, era el Oviedo el que llevaba el peso del partido mientras que el Lugo solamente se limitaba a aguantar los envites locales. El empuje y la garra de los jugadores azules así como las polémicas decisiones de Prieto Iglesias lograron enchufar completamente a la grada que empezó a llevar al equipo en volandas. Así llegaron las ocasiones de Christian Fernández y Toché en dos ocasiones que estuvieron a punto de igualar el encuentro. Pese a ello no fue hasta el minuto 89 cuando Héctor Verdés se encontró un balón muerto en el área tras un centro de Rocha y remachó el balón a la red. Siguieron buscando la victoria los locales pero el partido ya estaba visto para sentencia. Con el pitido final llegó una tremenda ovación para un equipo que, como recalcó Hierro en rueda de prensa, se había dejado el alma por ese empate.

linares.jpg

Un serio Real Oviedo logra rescatar un punto tras un gran segundo tiempo. Este punto le aúpa a puestos de ascenso directo a primera división. El terreno de juego aguantó mucho mejor de lo esperado, pese a ello, ambos equipos se vieron limitados por el agua acumulada en ciertas zonas del campo.

Ficha técnica:

Real Oviedo: Juan Carlos; Christian (Michu, m. 77), David Fernández, Verdés, Fernández; Torró; Susaeta (Jorge Ortíz, m. 69), Erice, Rocha, Linares (Pereira, m. 77); Toché.

CD Lugo: Jose Juan; Jordi Calavera, I. Miquel, Marcelo, Manu; Seoane, Pita; Iriome, Campillo (S.Gil, m. 86), Pedraza (Igor M., m. 75); Joselu.

Goles: 0-1, M. 14: Seoane; 1-1, M.89: Verdés;

Árbitro: Prieto Iglesias, Eduardo (Colegio navarro). Amonestó a Verdés (41′), por el Real Oviedo; y a Jordi Calavera (57′), Seoane (60′) y Joselu (66′), por el Lugo.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 13 de la Liga 1/2/3 disputado en el Carlos Tartiere ante 13.363 espectadores.

hierro.jpg

El uno por uno

Juan Carlos: No tuvo apenas trabajo. No pudo hacer nada en el gol del Lugo. Sigue un poco duditativo con el balón en los pies.

Fernández: No fue el mejor partido del cordobés. Se vio superado en la jugada del gol. Aportó en ataque.

David Fernández: No está en su mejor momento.  Un despiste suyo en la salida al fuera de juego estuvo a punto de causar el 0-2. Tuvo un par de despejes bastante peligrosos.

Héctor Verdés: Si está centrado es un central imperial. Enorme en el juego aéreo y en colocación. Otra semana marcando. No puede tener esas idas de pinzas.

Christian Fernández: Sigue aposentándose en el lateral izquierdo. Otro partido sobrio. Incluso se incorporó al ataque con dos ocasiones claras.

Lucas Torró: El káiser del mediocampo. Roba, piensa y distribuye siempre con criterio. No le quema el balón en los pies. Cada día va a más.

Susaeta: Sigue más gris que el año pasado, pese a ello sigue dando pasos adelante y ha recuperado su golpeo a balón parado.

Rocha: Casi todo el ataque del Real Oviedo pasó por sus botas. Distribuye y pelea. Mejor por dentro que por banda.

Jon Erice: Una semana más realizando el trabajo oscuro. Acabó de lateral izquierdo.

Linares: Pelea, pelea y más pelea. Además está de dulce y una marcha por encima del resto. Genera peligro constantemente. Ayer dejó solo a Toché que no atino a batir a Jose Juan.

Toché: Partido fallón del murciano. Está en un bache de goles, pero lo compensa con trabajo. Quizás necesite descanso.

Jorge Ortiz: Se le vio con ganas e intentándolo. Quizás le falte un poco de forma aún.

Jonathan Pereira: Jugó caído a banda en lugar de Linares. No entró casi en contacto con el balón.

Michu: Su sola presencia incomoda al rival. Ayudó al equipo a seguir embotellando al Lugo en su campo.

Anuncios