Un sentimiento, no trates de entenderlo. Esto era lo que pensaban las personas de Barcelona al ver el paso de nuestra Peña Oviedista Barcelona por las calles de esta misma, el metro o en el propio Miniestadi, pero no adelantemos acontecimientos.

La jornada del domingo 8 de octubre, comenzó sobre la una de la tarde en nuestra sede La Cuchara del Norte, en donde tendríamos una espicha previa al partido. Los miembros de la Peña, llegaban con ilusión, pues para muchos, era el primer partido que podían ver esta temporada. Fue un acontecimiento muy especial ver al Oviedín en ‘casa’. Aprovechando que conseguimos reunir a un total de 80 comensales, porque para el partido superamos la centena, era un día para entregar carnets, realizar sorteos… Como muchos hemos definido era un día de afición, de los que hace cantera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El ambiente en la espicha fue espectacular, 80 personas disfrutando de la comida y de la barra libre. No parábamos de cantar, necesitábamos cantar, necesitábamos soltar todos los nervios acumulados por la llegada del Real Oviedo a tierras catalanas.

En unos días convulsos, que por desgracia nos esta tocando vivir, conseguimos que en un día tan marcado como fue el domingo, solo hablásemos y disfrutásemos del Oviedo. Un enorme placer pertenecer a esta peña.

Si la comida fue movidita y llena de cánticos y emociones fuertes, el desplazamiento camino al Miniestadi fue apoteósico. Subiendo por Villarroel, hasta la parada de metro de Hospital Clinic, la gente se quedaba mirando, pensando y ahora ¿que pasa con Asturias?. Aunque una gran mayoría, miraba y decía son del Oviedo que juegan contra el Barça “B”.

Pero lo mejor estaba por llegar, en el metro llenamos algo más de un vagón con los miembros de la peña y, para que os hagáis a la idea de la fiesta que había dentro, el vagón iba votando en su recorrido.

La gente que vivimos aquí en Barcelona, hemos sentido esta sensación en partidos de Champions, nosotros lo hemos logrado recrear en un partido de Segunda división, no me puedo imaginar como será el día que el Oviedo vuelva a Primera… ¡¡Abriremos los telediarios de todo el mundo con la que montaremos!!

Y que contar del partido, creo que es la tónica de lo que llevamos de temporada. Un equipo que va a rachas, que cuando quiere puede, prefiero pensarlo así, y que no sea que no puede realmente… Al llegar al Miniestadi, nuestra peña se juntó con alguno más que venian por su cuenta de tierras catalanas o que habían llegado desde Oviedo o incluso desde Gales. Desde el calentamiento, nos dejamos la voz en animar al equipo, solo se escuchaba nuestra voz en el Miniestadi.  A pesar de la desastrosa primera parte del Oviedo, como es costumbre en la afición azul, intentábamos darle aliento a nuestro equipo. Pero la primera parte se consumió y nos fuimos perdiendo al descanso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sin embargo, en la segunda parte, salió al terreno de juego, ese Real Oviedo, que te da confianzas esta temporada, un equipo que te hace pensar este año si. Con el gol de Carlos Hernández nos vinimos arriba, esta vez les vemos ganar. Con la ocasión de Owusu, lo tuvimos pero se quedo en ocasión. Una pena porque habría sido el broche perfecto a una jornada espectacular.

#HalaOviedo #PuxaUviéu #VamosOviedo #EstiMuertoTaMuyVivu 

Anuncios