¡¡¡¡Así sííííííííííííííííí!!!!

Empezamos la crónica de una manera diferente, pero es que el subidón desde ayer nos va a durar. Da igual que hoy haya sido un día complicado de trabajo, la motivación vivida ha hecho que sea un lunes que parece el día previo a iniciar unas vacaciones. Que alegría tú.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todo empezó a las 10:30 de la mañana del domingo. Viaje en autocar desde nuestra sede en la Cuchara del Norte. Y de hecho el ambiente era de bastante tranquilidad, no como otras veces que ya lo íbamos dando todo. Quizás imperaba el pensamiento de “es que no hay manera de ver ganar al equipo en Cataluña”, quizás alguno estaría de resaca, la cuestión es que el recorrido trascurrió entre conversaciones futboleras y otras más livianas.

Cuando llegamos al merendero donde comeríamos se nos unió más integrantes de la Peña que viajaban con sus vehículos particulares y el presidente del Centro Asturiano de Tarragona. Un plan alternativo con gran acogida y más cuando el plato principal es una buena paella.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De nuevo al bus para llegar al Nou Estadi que estaba muy cerca de la zona. Nos dejó un poco apartados del acceso así que de camino ya pudimos entonar algún que otro cántico.

Como era de prever los Mossos no nos permitieron entrar el megáfono. La explicación que siempre se da es por el “peligro” a lanzarlo al terreno de juego… Una excusa bastante ilógica ya que por esa regla no podrías entrar tampoco el móvil, la cartera, el reloj, las gaitas del Centro Asturiano de Tarragona…

Obviamente el motivo es impedir una mejor animación, algo también bastante absurdo en cuanto a que a las aficiones locales sí se les permite y tenemos buenas voces así que se nos acaba escuchando igual.

Entramos con tiempo de sobras para colocar en buena posición nuestra pancarta dentro de la zona visitante. Las banderas también las pudimos entrar sin problemas y en esta ocasión como ya se ha escrito antes nos acompañaron los gaiteros del Centro Asturiano de Tarragona así que el equipo se sintió muy arropado.

 

Porque no nos engañemos, por mucho que en Cataluña costara tanto ganar o que el equipo no acabe de asentarse el ADN oviedista hace que siempre creas en la victoria, que estés arropando al equipo pase lo que pase.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y así fue, así el equipo lo sintió y así jugaron esta vez. Con orgullo, valor y garra como debe ser, dándolo todo hasta el final. Un final apoteósico con el gol de penalti de Aarón que generó esa alegría inconmensurable que hizo estallar a la afición.

Al acabar el partido los jugadores se acercaron para agradecer el apoyo recibido y al mismo tiempo se les agradeció ese espíritu que pusieron en el campo.

Como nos gustan los lunes si son después de momentos como el de ayer. Pero ojo, que nadie se relaje y que todos vayamos a una para conseguir estar en los puestos altos de la tabla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡¡En las buenas y en las malas no te dejamos de animar!!

Anuncios