Textos publicados en los libros “Un derbi solidario”. 

Decía el artista Pablo Picasso que “la inspiración existe, pero tiene que encontrarse trabajando”. A Esteban esa iluminación le llegó comiendo una mandarina. La desgajaba cuando su compañero Manel le avisó de que había llegado su hora. En la vida uno nunca sabe el momento exacto en el que se hace adulto. En el fútbol, ese instante es meridiano. “Fue algo atípico, la verdad”, recuerda Esteban después de 16 años. “Yo cubría la baja de Buljubasich y, como iba a estar en el banquillo y no jugar, después lo tenía que hacer con el filial a las siete”. Aquella mandarina permanecía en sus manos para ir cogiendo fuerzas para defender la portería del Vetusta. “Quitaba las cáscaras en ese momento, mirando hacia abajo, cuando Manel me dijo que el árbitro había pitado penalti y expulsado a Mora”. En ese instante, la vida de Esteban dio un vuelco. Seguir leyendo “Historias del Oviedín: La mandarina que cambió su vida, Esteban”