Textos publicados en los libros “Un derbi solidario”. 

– Voy a comprarme unas botas.- dijo el nuevo nada más terminar el entrenamiento.

– Vale, pero mira bien que no sean las dos del mismo pie, soltó el ’10’ entre un estruendo de risas contra el vaho del vestuario.

Si el fútbol era una fiesta, por qué no iba a serlo la vida que lo rodea. A Manu Busto le faltaba una sílaba del nombre porque llamarse del todo es una forma de terminar, una apelación al resultado. Y él estaba en el fútbol para asuntos de mayor importancia.

29937_1 Seguir leyendo “Historias del Oviedín: La sílaba despojada de Manuel Manu Busto”