Esta historia, más que conocida por todos los oviedistas y por lo que no lo son, viene muy bien en esta semana de desplazamiento para recordar todo lo que nos hubiéramos perdido si aquel “milagro” no se hubiese producido. Esas jornadas repletas de oviedismo, de compañerismo, de alegrías y como no de mucho sufrimiento, pero de un sufrimiento agradecido. Ir al Carlos Tartiere es una sensación indescriptible de emoción y pasión. Ir a un desplazamiento cuando como los miembros de la Peña Oviedista Barcelona y de las otras peñas fuera de Asturias nos encontramos lejos de la tierrina es más que agradecido. Por eso algún día llegaremos a valorar en su justa medida lo que todos aportando nuestro granito de arena conseguimos en el peor momento histórico de nuestro Oviedín.

18

Una broma radiofónica, la “locura” de la mejor afición del mundo y el remate de una inversión que nos trae y nos traerá en un futuro muchas alegrías y que nos permitirá seguir disfrutando de estas jornadas.

Siempre estará el eterno agradecimiento a todos y cada uno de ellos y por supuesto siempre tendremos unas palabras para los que desearon nuestro final. ¡ESTAMOS DE VUELTA!

Sergio Vázquez

Seguir leyendo “Historias del Oviedín: El partido de la ampliación”