Sin prisa, pero sin pausa, con discreción y trabajo, el Real Oviedo suma nuevos efectivos a la plantilla con la que afrontará su vuelta al fútbol profesional.

Ajeno a rumores, y con un hermetismo elogiable, la dupla formada por Joaquín Del Olmo y Carmelo del Pozo han cerrado, hasta el momento, tres contrataciones: Carlos Peña, Hector Verdés y Rubén Miño. Los tres vienen a reforzar la retaguardia azul, y los tres cuentan con experiencia contrastada.

Carlos Peña, lateral derecho salmantino, de 32 años, criado en las categorías inferiores del Fútbol Club Barcelona, y con dilata experiencia en la Liga Adelante. Titular indiscutible en el Real Valladolid, y hombre con ascendencia en el vestuario blanquivioleta. Se trata de un jugador con fuerza y empuje, práctico y con buen sentido táctico. La pasada temporada disputó 39 partidos, 38 como titular, anotando un gol, y viendo 9 tarjetas amarillas.

Hector Verdés, central valenciano, de 31 años, formado en la cantera del Valencia, y con un largo periplo por equipos punteros de la Liga Adelante. Valladar de la defensa de la A.D. Alcorcón, estaba en el punto de mira de varios equipos, incluso de la Liga BBVA, pero, como el mismo declaró, prefirió el proyecto del Real Oviedo, al que definió como “un proyecto para no perderse“. Se trata de un jugador poderoso en el juego aéreo, expeditivo, rápido, con buena salida de balón, y que no renuncia al ataque, a pesar de su posición, como bien demuestran los 3 tantos anotados en el último ejercicio. En los 32 partidos que disputó la temporada pasada vio 21 tarjetas amarillas y una roja.

Rubén Miño, portero catalán procedente del Mallorca, 26 años, formado en la cantera del Fútbol Club Barcelona, club con el que llegó a disputar minutos con el primer equipo, y con el que conquistó el Mundialito de Clubes de 2011. Es campeón de Europa sub21, torneo en el que compartió meta con David De Gea. Se trata de un cancerbero alto, ágil, fuerte y valiente en sus salidas. En alguna ocasión, su exceso de confianza y arrojo le han jugado malas pasadas. Sin embargo, su fuerte personalidad le dota de capacidad para sobreponerse. El ejercicio pasado no contó con la confianza de los técnicos bermellones, y participó únicamente en 6 encuentros de la, por otro lado, convulsa temporada del conjunto mallorquín.

Con estas tres incorporaciones, y las tres renovaciones cerradas (recordemos, Borja Valle, Néstor Susaeta, y David Fernández), el Real Oviedo cuenta, actualmente, con 17 fichas confirmadas para el primer equipo, de las 25 posibles, lo cual sugiere que faltan entre 5 y 6 nombres que cierren el plantel azul para esta temporada 2015/2016.

Los rumores apuntan en muchas direcciones, y van desde sueños imposibles, como el retorno de Michu, hasta contrataciones de promesas mejicanas, como Iñaki Domínguez, pasando por Jorge Molina, Gaizka Toquero, David Lombán, o Álvaro Vadillo, por citar sólo unos pocos.

La discreción demostrada por Del Olmo y Del Pozo, y su probada eficacia, hacen que sea complicado aventurar quién será el próximo refuerzo azul, aunque de lo que no podemos dudar es de que se tratará de jugadores que aumenten el nivel de la plantilla, y que sepan competir en la competición que tenemos por delante.

Anuncios