A quien madruga Dios le ayuda y sarna con gusto no pica, así que de cara al viaje a Soria para presenciar el Numancia Real Oviedo correspondiente a la jornada número 12 de Segunda División se quedó el mismo domingo de partido a las 7 de la mañana delante de nuestra sede.

Para este desplazamiento y visto que se apuntaron 17 personas (otra más fue desde Oviedo) contratamos servicio de transporte. Dicha empresa decidió traer un minibús y una furgoneta. Una opción bastante mejor que la de vehículos particulares sobre todo por la despreocupación de no tener que conducir.

La ida fue muy amena, no parando de charlar de varios temas tanto deportivos como algunos más surrealistas y divertidos. Llevar una nevera también es otro factor a favor para las horas de viaje. Conforme iba pasando el tiempo los cánticos cada vez se hicieron más presentes.

Los que fueron en la furgoneta llegaron antes por temas de velocidad máxima permitida y eso permitió que tuvieran tiempo para dar una vuelta rápida por la ciudad y localizar un buen bar donde se palpara el ambiente oviedista. Al comer presenciamos la última carrera de la temporada de MotoGP y luego tomamos algo en el mismo local. Siendo el partido a las 17:00 no nos dio tiempo a mucho más con lo cual sobre las 16:00 ya empezamos el camino hacia Los Pajaritos.

Como el resto de la afición oviedista nos situamos en el Fondo Visitante, pudiendo colocar sin problemas la pancarta de la Peña. Visto que nos desplazamos bastantes, fue notoria nuestra participación en los cánticos durante el partido. Lástima de la derrota y de no poder celebrar ningún gol, por lo demás buena nota al grupo. Da gusto ver así un partido con la implicación de la gente en apoyar al equipo. Cabe comentar que llevábamos preparados globos azules y blancos pero uno de los vigilantes de seguridad que estaba en el césped nos advirtió que si caía alguno al campo nos pondrían una gran multa económica, algo que entendemos que si es involuntario es totalmente desproporcionado.

La vuelta también pasó rápida, esta vez ya no por el cachondeo de la ida sino porque la mayoría se pasó gran parte del camino durmiendo. Después de la derrota los ánimos bajaron algo pero sin perder la positividad y la confianza en el equipo.

Desde el consejo de la Peña Oviedista Barcelona estamos muy contentos y orgullosos de ver que cada vez vamos a más y que el grado de implicación de los miembros va creciendo. Agradecer la buena actitud de todos los desplazados y a los demás animaros a que nos acompañéis en nuestra locura.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡¡¡¡SIEMPRE REAL OVIEDO!!!!

Anuncios