Y llegamos a la jornada 34 y con ella llegó otro de los desplazamientos en donde íbamos a hacernos notar, en Tarragona, y contra el Nástic, que llegaba cuarto y empatado a puntos con nuestro Real Oviedo.

Amanecía el domingo soleado, día propicio, pues las condiciones meteorológicas acompañaban y auguraban una jornada estupenda para el disfrute al aire libre tal y como así fue.

El punto de reunión se había situado enfrente de nuestra sede oficial, el Dow Jones, a las 8:30 de la mañana y donde los 44 inscritos fuimos llegando, pasando lista y tomando posiciones en el bus.Una vez en marcha, provistos de algunos refrigerios y altavoz en mano, y a pesar de lo pronto de la mañana, no tardamos en arrancarnos con cánticos oviedistas. A pesar de que se notó la baja de Ivan, en sus labores de animador al altavoz, no tardaron en salirle competidores como Javi o Lalo que dejaron el pabellón bien alto.

Alrededor de las 10 de la mañana, llegamos a los aledaños del Nou Estadi de Tarragona, donde se nos unieron algunos peñistas más que vinieron por sus medios, 58 en total y pasamos a recoger las entradas del partido. Coincidiendo con la llegada del autobús del Real Oviedo, aprovechamos la ocasión para alentar a nuestro equipo para que lo dieran todo en el campo.

A continuación nos dirigimos a un bar cercano, donde miembros de la peña Blues Tarraco nos recibieron, y tras un breve almuerzo acompañado con alguna sidra fuimos animando el cuerpo. Se aproximaba la hora del partido y se iba notando. A los canticos oviedistas se habían sumado también gaitas con lo que el ambiente asturiano iba calando.

Aproximadamente a las 11:30 nos fuimos movilizando hacia el campo, donde terminamos de unirnos con unos casi dos centenares de oviedistas, accediendo a la tribuna preferente del estadio, todo hay que decirlo, una de las mejores zonas que nos han tocado esta temporada para ver un partido, sino la mejor.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo que sucedió en el partido ya lo sabemos todos, pero dejo aquí la crónica, escrita por nuesto compañero Ovidio, por si hay algún despistado.

Finalizado el encuentro y tras una breve espera sin sentido, nos dejaron salir del estadio, donde nos subimos al autobús para acudir al punto donde compañeros del Centro Asturiano de Tarragona habían organizado una comida.

Finalizada la comida, no hubo tiempo para mucho más, de vuelta en el autobús a Barcelona, donde alguno de nosotros aprovecho para sestear un poquito.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde el consejo de la Peña Oviedista Barcelona estamos muy satisfechos, las cosas marchan, cada día somos más y esto se agradece. Fue una jornada memorable, y desde aquí nos gustaría agradecer la cada vez más notable implicación de los socios, y del inmejorable ambiente.

Próxima parada: Llagostera!

Os animamos a seguirnos en nuestros perfiles en redes sociales, para llevar el oviedismo a todos los rincones:

¡¡HALA OVIEDO!!

Anuncios