Esta temporada 2016-2017 decidimos regresar a la capital maña. Siendo el horario del partido a las 20:00 horas de un domingo no conseguimos reunir a la gente esperada, pero aun así fuimos un buen grupo en coches particulares entrando con nosotros al estadio 20 personas.

El viaje pasó muy rápido. Incluyendo una parada en el camino tardamos unas tres horas y media. En dicho descanso desayunamos y nos hicimos las primeras fotos del día.

Al llegar decidimos dejar estacionados los coches en una zona cercana a la Romareda para ya no tenerlos que mover hasta la vuelta. Conforme se iba aparcando se quedó en un bar donde se aprovechó para comprar lotería, que con esto ya se sabe, compra uno y ya tienta al resto, no sea que toque.Una vez reunidos nos dirigimos al hotel donde se alojaba el Real Oviedo para recoger nuestras entradas. Cuando llegamos coincidió que los jugadores ya estaban en las habitaciones después de comer, así que sólo nos recibió José Ramón, jefe de seguridad del club.

A continuación, aprovechando que ya estábamos en la zona de la Plaza del Pilar, fuimos a comer y a posteriori tomar algo. Como el partido era tarde e íbamos bien de tiempo decidimos ir caminando hasta el campo.

Teníamos un buen paseo así que hicimos una parada con copa y ya la última en uno de los bares que dan a la Romareda donde nos juntamos con unos pocos integrantes que viajaron más tarde.

Ningún problema para acceder, así que pudimos colocar en una muy buena zona la pancarta de la Peña. En ese instante hicimos intercambio de bufandas con la Peña Azul Juan Manuel.

Durante la primera parte tuvimos un buen nivel de animación, siendo el motor de la afición oviedista. Incluso salimos en un vídeo de deportes Cope Asturias. Pero tras el segundo gol local de Ángel y habiéndose producido previamente la expulsión de Verdés por una falta en el córner totalmente desproporcionada la motivación decayó.

La policía nos aconsejó salir un poco antes de la finalización del encuentro así que volviendo a los coches no tuvimos ningún percance.

Durante la vuelta breve parada para cenar y sobre la 1 de la mañana ya estábamos todos en Barcelona.

Lo pasamos francamente bien, como de costumbre, pero se echó en falta haber conseguido ser un grupo todavía más numeroso. En los partidos que tenemos en Cataluña siempre es así, pero para los que son más alejados sigue costando aunque en esta ocasión queda claro que el horario no ayudó en absoluto.

Si eres oviedista y te apetece seguir a tu equipo estando en Cataluña ya sabes donde tienes a tu Peña

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡¡VAMOS REAL OVIEDO!! ¡¡SIEMPRE CON ORGULLO, VALOR Y GARRA!!

Anuncios