Luis Manuel

Textos publicados en los libros “Un derbi solidario”.

Era amigo de mis amigos mayores. Una vez les oí hablar de él después de debutar con el Real Oviedo en la Copa del Rey ante la Real Sociedad.

Luis Manuel Arias Vega fue el producto típico de la cantera azul en unos años muy oscuros en los que hablar de la materia prima de las categorías inferiores resultaba un tanto extraño. Pero llegó y se quedó.

Se consolidó en el primer equipo y fue uno de los artífices del gran ascenso a primera división en la temporada 1987-1988. Seguía siendo amigo de mis amigos mayores. Yo quería conocerle. Y la primera vez que hablamos tiene su historia.

Luis Manuel.jpg

Era un día de junio, el Atlético de Madrid y el Mallorca jugaban la final de la Copa del Rey. Ganó el Atlético por un gol a cero. Este resultado clasificaba al Real Oviedo, por primera vez en su historia, para jugar la copa de la UEFA.

Y claro, tocaba celebrarlo. La escena fue en un bar del antiguo (no lo recuerdo). Al entrar vi a dos tíos con la camiseta del Atlético (algo inusual entonces). Me fijé bien. Eran dos jugadores del Real Oviedo. Eran Fermín y Luis Manuel. Claro, el amigo de mis amigos mayores. Fui, me presenté y hasta hoy. Ese día comenzó nuestra amistad. ¡Vaya turra que le dí..!

793dd599e7ddb2184c959a734e660cf4

Aquel jugador que habías visto en Segunda o rompiéndose la cara (literalmente) en el partido de vuelta de la promoción en Mallorca resultó ser una persona normal. Muy lejos del prototipo de futbolista o de la imagen que de ellos se tiene.

Jugó mucho y bien en el Real Oviedo llegando incluso a ser internacional absoluto en cuatro ocasiones. En 1995 se fue a la Unión Deportiva Salamanca. Allí también triunfó y jugó en Primera División tras la memorable promoción del equipo de Juan Manuel Lillo ante el Albacete.1990_luis-manuel

Después jugó en el Toledo, en la Ponferradina y en el Águilas de Murcia donde se retiró.

Y como el destino es caprichoso tuve la inmensa suerte de trabajar con él en televisión. Es un grandísimo comentarista de fútbol. Te dejaba descolocado casi siempre. Se sabía todos los datos y detalles de todos los jugadores. Un auténtico profesional. Eso sí, siempre con un buen café.

Luis Manuel vive para el fútbol. La próxima vez que coincidamos le preguntaré por qué se fue del Real Oviedo. Aquello sé que le dolió mucho. Y también, por qué no, si se ve como futuro presidente. Sería muy bueno, el mejor.

 

Marcos García

Anuncios