Partido de los que hacen afición el vivido ayer en el Carlos Tartiere. Casi 19.000 espectadores presenciaron un partido vibrante, donde se vio la mejor cara de los locales durante 45 minutos. Linares, y posteriormente Christian Fernández, firmaron los goles azules.

17039043_1390123867726637_6041282284101206811_oSorprendía Hierro con la vuelta al 442 dando entrada a Linares por el sancionado Torró, y colocando a Borja en el doble pivote. Los dos equipos saltaron al terreno de juego con las ideas bien claras: el Oviedo buscaba salir con el balón jugado en cada jugada, mientras que el Cádiz trataba de adelantar la presión en momentos puntuales para agobiar este dominio del esférico. Parecían ambos equipos cómodos cuando llegó la jugada polémica (y que pudo ser decisiva) del encuentro: Christian la dejaba para que Berjón centrara a Susaeta que, en el segundo palo y de cabeza introdujo el balón en la meta defendida por Cifuentes. Sin embargo, Díaz de Mera Escuderos decidía anular el gol por fuera de juego inexistente. Justo en la jugada posterior, una pérdida tonta por parte de Susaeta se convertía en un 3 para 2 gaditano, que Salvi culminaba tras dos remates anteriores de Imaz y Álvaro. Se adelantaban los cadistas y el partido se les ponía de cara.

17015765_1390184007720623_8751518478663501452_o

A partir de ese momento, y pese a que el balón era controlado por los azules, los visitantes se sintieron muy cómodos en el partido. Sabían cuándo agobiar con una presión asfixiante y cuándo cortar el ritmo del partido a base de “posibles lesiones”. Sin embargo, los azules tampoco le perdieron la cara al encuentro y así, al filo del descanso, un buen centro de Berjón fue rematado de manera impecable por Linares para igualar el electrónico. Explotaba el Tartiere y el equipo empezaba a creer que la victoria se iba a quedar en casa.

_mg_1804

La charla de Hierro durante el descanso surtió efecto y el Oviedo entró dispuesto a llevarse el partido por la vía rápida. Los locales adelantaron la línea de presión, maniatando por completo al Cádiz, que no era capaz de elaborar jugadas de ataque. Subieron, también, una marcha más en ataque, generando numerosos centros laterales. En uno de estos centros, Susaeta colgaba un balón para que Christian Fernández, de cabeza otra vez, culminase la remontada para el gozo de la parroquia carbayona. Corría el minuto 50 y, lejos de encerrarse atrás, los locales siguieron buscando la portería rival, aunque con más ganas que fortuna. El Cádiz apenas inquietó la portería defendida por Juan Carlos, hasta los instantes finales en los rondaron el área azul sin fortuna.

1488620896_944775_1488661063_noticia_normal

Nueva victoria en el Carlos Tartiere (y van 5 seguidas) que meten aún más al equipo en la lucha por el playoff. El equipo cada día va a más y cree más en sus posibilidades. El Oviedo visitará Soria y Vallecas en las próximas jornadas donde intentará mantener la mejora de imagen fuera de casa para seguir enganchados al carro del ascenso.

17017144_1390183831053974_594689132239642182_o

Ficha técnica:

2 – Real Oviedo: Juan Carlos; Johannesson, David Costas, David Fernández, Christian; Susaeta (Rocha, m.78), Erice, Borja Domínguez, Berjón (Óscar Gil, m.92); Toché y Linares (Michu, m.72).

1 – Cádiz F: Cifuentes; Carpio, Aridane, Sankaré, Brian (Aitor, m. 80), José Mari, Abdullah, Salvi (Eddy S., m.30), Imaz (Aketxe, m. 65), Álvaro y Ortuño.

Gol: 0-1, M. 21: Salvi Sánchez; 1-1, M.43: Linares; 2-1, M. 50: Christian.

Árbitro: Díaz de Mera Escuderos, Isidro (Colegio castellano-manchego). Amonestó a Jon Erice (45′) y a Linares (72′) en el Real Oviedo y a Carpio (77′) y Jose Mari (93′) en el Cádiz CF.

Incidencias: Partido correspondiente a la 28 jornada de la Liga 123 disputado en el Carlos Tartiere de Oviedo ante casi 19000 espectadores.

El uno por uno

Juan Carlos: Inseguro con los pies, pero bien en términos generales. No pudo hacer nada en el gol gaditano.

Johannesson: Ofensivamente es un puñal. Ayuda mucho a Susaeta en tareas ofensivas. Defensivamente sufrió frente a Álvaro.

David Costas: Siempre bien colocado y atento al corte. En ocasiones confía demasiado en su salida de balón. Dio el susto de la noche al desplomarse tras un golpe con Ortuño, pero pudo volver y completar el partido.

David Fernández: Partido muy serio por su parte. Entre él y Costas lograron secar a un enrachado Ortuño. Sigue yendo a más.

Christian Fernández: Ya se atreve hasta en ataque. Dobló muy bien a Saúl durante todo el partido. No sufrió demasiado en defensa. Culminó el partido con el gol de la victoria.

Jon Erice: Comenzó un poco más perdido que de costumbre. Al jugar de escoba le faltó ese descaro habitual en él para adelantar líneas. Mucho mejor en el segundo tiempo.

Borja: Despachó una gran segunda mitad donde se hizo amo y señor del medio del campo. Abarca mucho campo. Estuvo algo fallón en el pase. Pese a ello, muchas más luces que sombras.

Susaeta: Volvió a rendir a buen nivel. Sabe que está recuperando su nivel y se le ve confiado. Fruto de esta confianza llega la pérdida de balón que supuso el 0-1. Se enmendó dando el 2-1 a Christian.

Saúl Berjón: Ayudó más en defensa que en otras ocasiones. Se ve que es un jugador diferente. De sus botas nace el empate.

Linares: Volvió a la titularidad el maño y no decepcionó en absoluto. Tremenda ayuda en defensa, culminada con un gran gol de cabeza. Forzó la quinta amarilla mientras se retiraba bajo una sonora ovación al ser sustituido.

Toché: Bajó infinidad de balones. Su presión, junto con la de Linares en el segundo tiempo no permitió jugar cómodo al Cádiz.

Michu: Sigue fuera de forma. El nivel de presión se resiente cuando entra al campo. Aun así, se ve la calidad que atesora cuando tiene el balón.

Rocha: Entró por Susaeta para ayudar a Diegui a frenar el empuje gaditano por su banda. Se le vio con muchas ganas, pero lento.

Óscar Gil: Sin tiempo.

Anuncios