Como decía la canción…

“A la ribera del Duero existe una ciudad 
A la ribera del Duero, mi amor, te espero 
Voy camino Soria, ¿tú hacia dónde vas?”

(Gabinete Caligari)Soria es de esos desplazamientos que siempre apetecen, y más haciendo noche allí, quedamos 7 miembros de la peña el sábado 11 de marzo a las 09:00 en nuestro punto habitual de salida (frente a la sede), para iniciar el viaje en una furgoneta tranquilamente, con la intención de comer en Soria, el viaje discurrió por carretera con buen tiempo, sin apenas trafico, y con muchas muchas risas por el camino, nos juntamos un muy buen grupo, hicimos nuestra parada de rigor en el RauSan de Alfajarín para estirar un poco las piernas y tomar algo, sobre las 14:00 llegamos a Soria con tiempo suficiente para ir al Hotel Leonor Mirón **** a coger las habitaciones y dejar las mochilas, para así irnos directos a comer a la terraza del Restaurante el Portillo, donde tanto el Vino como la comida volaron rápido y ya será toda una clásica en nuestras reuniones la canción de la “Amanida Fantasia By Robert”, todo Soria ya estaba teñido de azul por la gran afluencia de oviedistas, cerca de 1.000 desplazados, un ambientazo tremendo, aun no entendemos “el porqué de la clasificación de alto riesgo” que tenía el encuentro, ya que el ambiente entre ambas aficiones y con la gente de allí era buenísimo, ocupamos plazas, calles y bares, con el resto de peñas, haciendo tiempo hasta la hora del partido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al campo de los pajaritos fuimos sobre las 17:00, paseando desde el centro con toda la gente del Oviedo entre cánticos, allí nos juntamos con el otro miembro de la peña que iba por su cuenta para entregarle su entrada, las imágenes del campo lo dicen todo, la invasión azul era brutal, el ambientazo en el campo era como si estuviéramos viviendo una final o un PlayOff de ascenso. Del partido un empate que supo bien a todos, ya que apenas hubo ocasiones de gol por ambas partes, puntuar fuera de casa, no encajar un gol, son buenas noticias en una categoría tan loca como la que jugamos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después del partido nos fuimos un momento al hotel para después volver a disfrutar de la noche Soriana que era completamente azul por las calles, repletas de gente y buen ambiente, se disfruto mucho de la noche… hasta horas confesables…

El domingo amaneció soleado, pese a que alguno escucho truenos toda la noche… desayunamos disfrutando de los videos, fotos y recordando la mejor jugada del partido.

Dejamos Soria en el retrovisor sobre las 12 con destino Barcelona, disfrutando de las carreteras nacionales de este país pasando por el enigmático pueblo de Aldealpozo, paramos a comer en Fraga tranquilamente y terminamos felizmente el viaje en el mismo punto de partida habiendo sumado 1.000kms más en nuestros desplazamientos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¡VOLVEREMOS!

Anuncios