Este último sábado ocho integrantes de la Peña iniciamos el viaje hacia Burgos para presenciar el partido que enfrentaba a nuestro Real Oviedo contra el equipo de dicha ciudad correspondiente a la jornada 22 de Segunda División B Grupo I.

El trayecto se realizó en dos coches. Pudimos ver secuelas de las nevadas acontecidas durante la semana pero una vez llegado a nuestro destino comprobamos que la temperatura era mejor de lo esperado.

Habíamos alquilado un par de apartamentos a 600 metros del hotel del equipo. El Oviedo nos convocó a las 20:45 para hacernos entrega de una camiseta personalizada con el nombre de la peña en la parte delantera. Todo un detallazo entregado por el grandísimo Esteban y estando presentes también la jefa de prensa y el fotógrafo.

Después de cenar nos dirigimos hacia La Catedral de Burgos donde se encuentra la zona de Las Llanas con un gran número de bares y pubs. Allí pasamos una gran noche con muchísimas risas en la que estuvimos hablando tanto con otros aficionados del Oviedo (no demasiados ya que la mayoría de desplazados llegaron el mismo día del partido) como con algún grupo del Burgos.

Al despertarnos fuimos hacia el Plantío para dejar los coches. Realizamos el camino a pie hacia la zona del casco antiguo. Había gran ambiente destacando el intercambio de bufandas con la Peña Azul Madrid y la gastronomía de la zona (mejillones y morcilla).

Para volver hacia el estadio agradecer a las peñas Cadillac, Olivares, Mieres Blues y Chiribí ‘El Jorobu‘ que nos acercaron al campo. Allí nos situamos en la zona reservada a la afición visitante (fondo norte). En un principio colocamos la pancarta de la peña en la zona inferior pero nos hicieron sacarla ya que tapaba parte de la publicidad. Decidimos entonces ponerla en la barandilla intermedia de la grada.

Inicialmente se hizo un pequeño tifo con las demás peñas con globos azules que se repartieron y durante todo el partido no se paró de animar siguiendo los cánticos de Symmachiarii. Mencionar que antes del gran gol de Susaeta salió el comentario de “Verás tú que marca gol semiolímpico”. Y vaya sí así fue. Éxtasis total que aún se incremento más con el segundo gol de Sergio García.

Agradecer que los jugadores celebraran la victoria con la afición. El resultado final ayudó a que la vuelta fuera más amena. Un total de unos 1200 kilómetros entre ida y vuelta que sin duda alguna valieron la pena hacer.

Esperamos que se animen más socios para el siguiente desplazamiento hacia Logroño el 21 de febrero para presenciar el partido del día 22. ¡¡Así que ya sabéis!!

¡¡Hala Oviedo!! ¡¡Este año sí!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios