01

Y por fin llegó el primero de los partidos de esta liga donde especialmente teníamos que conseguir que el Oviedo se sintiera en casa… Girona.

Desplazamiento en el que desde un principio los miembros del consejo de la Peña pusimos un gran énfasis y trabajo para que saliera todo bien y se apuntara el máximo de gente.

Se programó un autocar, una comida junto con la Peña Immortal Girona donde también acudirían alemanes hermanados con la Peña Bochum de Oviedo, visita a la sede de la Peña Saltenca y la obtención de todas las entradas para acceder al Municipal de Montilivi.

Para ello se lanzó una oferta muy difícil de rechazar y que a la vez hizo que más personas se nos sumaran a lo que ya es nuestra gran familia.

Los números de asistentes fueron magníficos: en el autocar 46 para que después en vehículos particulares se juntaran 36 más para la comida. Finalmente con nosotros entraron al estadio casi 100 personas caminando desde la sede de la Peña Immortal.

El día empezó con un desayuno cerca del punto de partida del autocar que como no, fue la sede de la Peña (C/ Bruc 97 de Barcelona). Una vez llegó y ya después de pasar lista teniendo a todo el mundo controlado empezó el viaje. Demasiado corto visto la alegría que imperaba en el ambiente sobre todo gracias a un megáfono que llevábamos (en breve compraremos uno en condiciones) y alguna nevera bien cargada.

Cuando llegamos el autocar nos dejó al lado del hotel del Real Oviedo. Al escuchar nuestros cánticos bajaron a recibirnos Erice, el exjugador César, Laura la jefa de prensa y José Ramón el responsable de seguridad del Real Oviedo. Hicimos varias fotografías y nos hicieron entrega de un banderín firmado por la plantilla.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A continuación nos digirimos, cantando sin parar, hasta la sede de la Peña Immortal Girona donde ya estaban los alemanes de Bochum. Nos recibieron con los brazos abiertos, colocamos nuestra pancarta y fue un rato francamente genial. Gran ambiente tanto antes (incluyendo la visita a la Peña Saltenca), durante y después de la comida. Destacaremos los regalos intercambiados con ambas peñas del Girona (recibimos una pancarta de Immortal y un polo de Saltenca) y unos botes de humo que pusimos en la plaza que había adyacente.

Todos juntos nos dirigimos al campo y una vez allí nos situamos en la zona visitante. La única pega fue la prohibición de la entrada del megáfono pero eso no evitó que durante el partido se animara sin prácticamente cesar. Celebramos el penalti marcado por Susaeta como si fuera el ascenso a primera, lástima del empate posterior del Girona.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La vuelta fue obviamente más tranquila pero satisfechos con lo que había dado de sí el día en general.

Desde el consejo de la Peña Oviedista Barcelona estamos muy contentos y agradecidos. Contentos porque el trabajo da su fruto y agradecidos porque ese fruto es la cada vez más implicación de los socios. Fue una jornada redonda, donde imperó el buen ambiente futbolero entre aficiones y el apoyo incondicional a nuestro Real Oviedo que bien vale la pena.

¡¡Demostramos nuestro ORGULLO, VALOR Y GARRA!!

La pasión continúa y no tendrá fin.

Anuncios