Buscar

Peña Oviedista Barcelona

Etiqueta

Siempre

Hemeroteca

13 de Noviembre 2013: Un Tartiere en casa de Messi (lne.es)

8.png

Historias del Oviedín: El partido en el que perdí perdón

Textos publicados en los libros “Un derbi solidario”. 

Decía Antonio Tabucchi que “Lisboa ofrecía una apreciable variedad de alternativas para un noble suicidio”

No estaba viviendo en Lisboa en 2008, estaba en Madrid, pero esta ciudad se podía adueñar de la frase perfectamente. Todo lo que tenía alrededor era válido y hermoso para crearme ese muro real que me distanciaba de Oviedo. Un noble adiós de la noble ciudad. Mi suicidio estaba cerca, no un suicidio real evidentemente, pero llevaba un tiempo en Madrid y estaba matando una parte de mí con premeditación. Seguir leyendo “Historias del Oviedín: El partido en el que perdí perdón”

Historias del Oviedín: El balón más pesado del mundo

“¿Como voy a cicatrizar si no siento el paso del tiempo?”

                                                                                   Memento.

Textos publicados en los libros “Un derbi solidario”. 

Pensándolo fríamente, la tarea no parecía complicada. Solo tenía que hacer una de esas acciones mecánicas que tantas veces había repetido. Colocar el cuerpo, golpear con el interior y empujar a la red. Eso era todo. Dura labor la de delantero, solo reconocida en el orgasmo del gol. El resto de trabajo no importaba si no terminaba con el balón en la portería. Pero aquella jugada en cuestión no revestía mayor dificultad, pensó Borja Rubiato. Se equivocaba. Seguir leyendo “Historias del Oviedín: El balón más pesado del mundo”

Historias del Oviedín: Los de casa siempre están… y él siempre está en casa. Armando Barbón

Textos publicados en los libros “Un derbi solidario”.

Recuerdo perfectamente aquella llamada, aunque no recuerdo quién me llamó. Era un domingo otoñal en 2003, por la mañana. Un domingo de partido, como cualquier otro con partido en casa. Pero al final no fue. Sonó el móvil y recuerdo el sentir helarse la sangre en mis venas. Recuerdo sollozos en el auricular, y recuerdo llorar. Y llamar llorando para ampliar o compartir la funesta información. Aquel día Armando Barbón, Armandín, se nos cayó de la convocatoria de la vida. Dejó vacante el número en la alineación de la ilusión de aquel equipo. Y entró en la historia carbayona. Seguir leyendo “Historias del Oviedín: Los de casa siempre están… y él siempre está en casa. Armando Barbón”

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑